¿Hacia dónde va el diseño?


¿Hacia dónde va la sociedad, la economía, el diseño?

Estas preguntas son consecuencia de las reflexiones de los expertos que apuntan a “volver al estilo antiguo, volver a  ciertos principios básicos”. Back to basics.

Todo esto me trae a la mente el pensamiento árabe:

“Cuando no sabes adónde vas mira de dónde vienes”

Mirar atrás no significa retroceder; a menudo regresar es progresar.  Y en este momento en que la crisis del diseño procede de que hay en él demasiada tecnología, poca metodología y nada de filosofía, deberíamos reflexionar sobre el origen y los principios del diseño.

La tecnología ha permitido que cualquier persona sea un diseñador potencial con el simple hecho de contar con un equipo de cómputo y el software adecuado, pero ese es tema de otro ensayo, regresando a los orígenes del diseño sabemos que viene de la imprenta de Gutenberg y del arte gráfico. Fue el encuentro de la escritura y la tecnología que, por primera vez, necesitó proyectar la página, el libro y los mismos tipos móviles; combinar textos e imágenes en el espacio gráfico para preparar su producción industrial.

En este entorno técnico se organizó el proceso de producción como un sistema a partir de la invención de Gutenberg, es decir, la mecanización de la escritura en la prensa de impresión, esta invención industrial ligada a la escritura y al arte gráfico fue el primer medio de comunicación siendo el libro difusor de la cultura. Más tarde en el lapso de tiempo entre el Humanismo y el Renacimiento surge la fusión del Arte, Ciencia y Técnica dando origen al Diseño.

Después de evocar cómo, dónde y cuándo nació el Diseño, ahora ya podemos empezar a pensar adónde va.

Podemos desconfiar del arte, de la tecnología y de la economía de mercado, pero no del Hombre ni de la Ciencia. El pensamiento de  Protágoras está vigente en el diseño: “El ser humano es la medida de todas las cosas”. Lo que viene es un nuevo humanismo científico.  El futuro del Diseño necesita humanizarse, el Diseño puede y debe hacerlo ya que posee la capacidad dinámica de socialización por medio de los objetos y los mensajes que se relacionan con los individuos y la aptitud por construir y difundir conocimiento, es decir, cultura.

Si nuestra época se define con estas cuatro ideas:

  • era de la Comunicación
  • economía de la Información
  • cultura de Servicio
  • sociedad del Conocimiento

entonces, éstos son los cuatro puntos cardinales que han de orientarnos hacia el futuro del Diseño.

Y es precisamente estos cuatro puntos que nos llevan al término “Experiencia Interactiva”

‘’La experiencia interactiva es como un iceberg. Un iceberg de experiencia. La parte visual está sobre la superficie (lo que la mayoría de la gente ve) pero la parte principal (con la cual interactúa la gente) está bajo la superficie. Dedicamos demasiado tiempo a centrarnos en el trocito pequeño que hay sobre la superficie. […] En cambio, deberíamos centrarnos en la experiencia, que es lo que hay bajo la superficie. El motivo de que tengamos que centrarnos en esto es que los usuarios hacen correr la voz sobre las buenas y malas experiencias.’’

El diseño evoluciona de lo funcional a la experiencia entre el usuario y el diseño mismo. Con los nuevos medios a nuestro alcance se abre un mundo de posibilidades para crear, replicar y simular prácticamente cualquier situación, lo que significa, que habrá un declive en la calidad del diseño gráfico, necesitaremos demostrar que nuestro trabajo supera al promedio; aunque ‘el mejor sobrevivirá’ lo que sucederá es que el cliente mismo hará sus diseños, descargarán copias del Creative Suite de Adobe y aprenderán con algún tutorial en internet cómo aplicar filtros, remover fondos, etc.

Es interesante cómo estos clientes evolucionan del pedir que alguien más les comunique algo a hacerlos ellos mismos. Communicate it yourself. Esto gracias a estas nuevas tecnologías como Twitter,  Facebook, Myspace, Blogger o incluso WordPress que se convirtieron en un lugar donde comerciar y anunciar opiniones y pensamientos propios con total libertad.

Es probable que el diseñador gráfico se convierta en maestro y facilitador del diseño, ayudando y empujando a las personas a comunicarse por si mismos.

Con el correo electrónico, la web 2.0 y las redes sociales se nos ofrece también un campo enorme en el cual trabajar. Facebook, Twitter y Google, por citar algunas, utilizan muy bien los recursos de diseño a su alcance y además, crean tendencias y modas. Estas y otras empresas basadas en internet, solicitarán nuestros servicios en algún momento, por lo que la creación de páginas web, se vuelve una de las ramas del diseño más lucrativas y con un sin fin de posibilidades para explorar.

Sobre el libro impreso

El libro impreso está a punto de desaparecer, la guerra entre la primera plana y la home page de un sitio web se intensifica cada vez más. Dispositivos móviles como el Kindle o el Apple iPad hacen cada vez más atractiva la idea de leer un periódico, libro o revista virtualmente. El acceso a una red global de comunicación a velocidades muy superiores a las actuales nos daría capacidad de vídeo y música en streaming desde prácticamente cualquier lugar en el que nos encontremos. Los libros en papel se convertirán -si no lo son ya- en elementos de lujo personal, se comprarán en papel aquellos libros que realmente se quiera poseer o regalar.

El desarrollo de las tecnologías de nube y almacenamiento externo nos ofrecerán acceso en cualquier momento y lugar a nuestra propia biblioteca, incluso el formato de los libros podrá ir cambiando de manera automática a medida que la tecnología o el software avance, evitando la obsolescencia de antiguos textos. Los libros serán descargados de bibliotecas virtuales, como ya sucede con la de Amazon y la de Apple; los periódicos serán consultados diariamente desde dichos lectores multimedia; las revistas dejarán de financiar ejemplares impresos para editar para pantalla.


Así que las opciones son muchas, diseño editorial para pantalla, diseño de audiovisuales, vídeos interactivos, y la lista sigue…

La tecnología a favor del conocimiento, y no en contra como creen algunos nos permitirá tener la biblioteca más grande del mundo al alcance de nuestro iPhone o cualquier otro dispositivo con acceso a la red. Pero, ¿en qué momento entra el diseñador?

Como mencionamos antes, la experiencia entre el usuario y la información evoluciona a pasos agigantados; con el uso masivo de Twitter como principal medio de comunicación la información simplificada, breve, concisa, ocupa el lugar de los largos artículos de revistas y periódicos. El poder de la imagen se hace cada vez más obvio. Esto genera nuevas necesidades gráficas al tratar de simplificar o hacer la información más digerible al usuario mediante vídeos, imágenes interactivas, audio, etc. La interacción es el nuevo modo de captar la atención del usuario, tan es así que canales como YouTube y Vimeo por mencionar algunos, se han popularizado rápidamente estos últimos años.

No estoy diciendo que la labor del diseñador gráfico se reducirá a sólo trabajar con computadoras y a crear sitios web. Aunque los diseñadores necesiten pensar digitalmente también deben ser capaces de bocetar a mano, lo cual es también muy importante.  Algunos se apoyan demasiado en la tecnología, y aunque esta herramienta es absolutamente genial, y seguirá mejorando la industria de los gráficos, la capacidad de crear gráficas estando desconectado, también es una habilidad rentable.

Una consideración final en el tema del futuro del diseño gráfico, es la creciente concientización del ambiente y la empresa responsable. Puede sonar tonto, pero ‘Verde’ toma un significado más amplio que sólo un color. Demostrar que usas tintas ecológicas, tipografías que ahorran tinta, papel reciclado, o que reusas tanto material como sea posible, da una ventaja competitiva. En el mundo del marketing, el posicionamiento de una marca es fundamental, las compañías quieren demostrar que quieren reducir su huella de carbono, y contratando a un diseñador ‘ecológico’ definitivamente les ayudará a mantener una buena imagen.

El diseño gráfico es una creciente industria. La comunicación desordenada de las masas hace cada vez más necesario hacer llegar un mensaje dirigido. Las computadoras han hecho el buen diseño y publicidad alcanzable al consumidor promedio, lo que significa, que el diseñador deberá ofrecer algo que vaya más allá de lo que actualmente existe. Tener en cuenta estos aspectos nos ayudará a asegurar el éxito en los medios visuales y el diseño gráfico.

Suerte futuros diseñadores.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: