La veldá, veldá


Conoces la realidad?

Pregunta absurda, puedes pensar.

¿Pero de verdad crees que lo que ves es LA REALIDAD, la velda velda, la única y absoluta neta del planeta?

La verdat verdat, es que no; nadie ve la realidad tal cual existe ya que de hecho no vemos con los ojos. Sin el cerebro, los ojos sólo distinguirían entre sombras y luces, diferentes tonos de gises sin poder interpretar la información, es por eso que vemos con el cerebro,  y como tal, el tuyo es muy diferente al mío, así que mientras tu ves una pintura totalmente horrible e improvisada, otra persona ve, siente y aprecia una obra maestra de Pollok o Picasso.

Cada quien ve lo que sabe.

La semiótica, que es el estudio de los signos, además de ser fundamental para la carrera que estudio, es una ciencia que ha tenido tal impacto en mi que quisiera compartir algunos de sus principios.

Como decía al principio, nadie conoce la realidad. ¡Pero cómo no! si en ella vivimos…  fue mi primera respuesta, pero lo cierto es que entendemos NUESTRA realidad de acuerdo a nuestras vivencias, paradigmas y backround cultural; pero si crees que tal vez no me estoy explicando bien tratemos con un ejemplo: ¿Qué es ésto?

Una silla, es obvio!!!

¿Pero realmente es una silla? No.

Es mas bien la representacion mediante pixeles de un objeto que comparte caracteristicas y funciones comúnes con otros que llamamos por convencionalidad silla.

Me explicaré: Aseguramos que eso es una silla aunque no lo sea, en realidad sólo podemos llamar silla al objeto en sí que tiene cuatro patas de madera, un asiento y un respaldo, no a su representación, pero creemos tanto en la imagen (signo) que afirmamos que ES una silla.

Pero entonces, ¿qué es ésto?

También una silla.

¿Pero cómo es posible que un objeto tan diferente a otro tenga el mismo nombre?

Sabemos ésto gracias al estudio de los signos. Un signo es lo que está en lugar de la cosa es decir, el signo es lo que llevo en la cabeza y es una abstracción de las características comúnes que hacen a una silla, una silla y no una mesa.

Entonces no sólo le llamamos silla al objeto representado en la primera imagen sino a todo aquel objeto que comparte características escenciales con éste. El nombre “silla” tan sólo es una convencionalidad, parte del lenguaje que igual podríamos llamar chachacha, claro, siempre y cuando tooooooooda la sociedad le conociera como chachacha para que tal signo fuera entendible para todos.

Los signos se construyen mediante relaciones. Para entender cualquier cosa, tenemos que relacionarla. ¿Qué pasa cuando queremos explicarle a alguien algo que no conoce?, ¿Cómo le haces entender a alguien la sensación de volar, de probar un sabor extraño, de conocer un objeto desconocido? RELACIONES. Es como… se siente como si… Recuerdas cuando…? te acuerdas de cómo…? Justo asi entendemos las cosas, relacionamos la primera silla con la función de la segunda, y es por eso que sabemos que es una silla y no una mesa o cualquier otra cosa.

Otra cosa que debemos tomar en cuenta es que silla es para nosotros lo que “a chair” para un inglés.

De tal forma que tenemos que entender que  todo en esta vida se basa en las creencias que uno tiene sobre algo, en este caso: Los pinches signos.

Por cierto, la primera imagen que encabeza el post es una pintura de René Magritte, que tiene como leyenda “Esto no es una pipa” …Espero entiendan por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: