¿Educación deficiente o alumnos deficientes?


Mi estimado Luis, el responsable de este blog tan llamativo, y un servidor platicábamos sobre nuestras experiencias como estudiantes mexicanos de nivel superior (malas, por cierto y en un momento explicaré la razón). Seré un tanto osado al decir que ni él ni yo, somos mediocres e incluso me atrevo a afirmar que somos un par de alumnos sobresalientes cada uno en su especialidad.

Y ambos coincidíamos en que muchas veces la educación puede resultar frustrante para el alumnado, y en especial para aquellos que aventajan a sus compañeros por cualquier causa (más interés por parte del alumno, padres preocupados por la buena educación de su hijo, etcétera), y por otra parte, también puede resultar insultante para aquellos que no poseen la misma facilidad para entender, razonar o retener la información a la misma velocidad de los demás. Este problema se acentúa en nuestras aulas de estudio, puesto que la oferta y la demanda educativa son desproporcionales una con respecto a la otra. Me explico: al llegar a la universidad, el alumno se da cuenta de que los espacios son insuficientes para cubrir esta demanda, motivo por el cuál la cantidad de personas por grupo o materia aumenta junto con los casos anteriormente expuestos. Como vemos, ambos extremos se hallan en el mismo lugar, y puede terminar afectando al buen estudiante de distintas maneras: por una parte el avanzado pierde el interés en aquello que el profesor o responsable de la educación pretende dar a conocer a un grupo, lo que lleva al ausentismo del mismo (yo mismo lo he vivido en ciertas materias y en algunas clases), pues se tiene esa sensación de que no se está recibiendo la información con la misma rapidez con la que uno la procesa. Luis dice que le ha tocado estar en clases en que sus compañeros se maravillan por el uso de alguna herramienta de edición de video, y yo, por mi parte, he estado presente en clases donde el profesor le dedica una hora completa o quizá más a un sólo alumno que no comprende en absoluto un tema que para otros resulta ridículamente sencillo, y éso nos ha conducido al paroxismo de la desesperación, a un punto donde uno trata de evadirse y comienza a divagar en sus adentros (no me negarán que ustedes no lo han sentido). Del otro lado, el alumno más lento (también me he hallado en este lado) procura toda su atención e interés al tema y al maestro, sin embargo,  aquello que emana de la boca del enseñante, muchas veces se vuelve algo difícil de traducir, o resulta ser como un montón de palabras sin sentido dentro de la consciencia del receptor, pues carece de herramientas suficientes para la comprensión del tema. Pero si todo ésto fuera poco, los alumnos más mediocres no aportan nada a la clase y uno permanece entre ellos durante toda su larga, difícil y costosa carrera:  uno se halla rodeado por esta gente en espera de que el conocimiento se aparezca un día por allá ante las puertas de su entendimiento y de pronto la oscuridad se vaya. Caso muy curioso me resultó el de mi amigo, que tuvo que comprar una cámara para cumplir las exigencias de una materia. La sorpresa fue que al llegar a la escuela y tomar la primera clase en la que le habían pedido su cámara, algunos de sus compañeros se quejaban de que el profesor no les había enseñado el funcionamiento de ésta, siendo su responsabilidad la lectura del instructivo anexo, por lo menos por el cuidado de los propios intereses y para saber por qué causas no les harían válida su póliza de garantía…

¿Es en verdad tan deficiente la educación, o somos nosotros los que nos hemos llevado a este punto? No creo que el país esté tan mal como a veces pienso, aunque sí es claro que si el alumno es quien debe exigir este cambio empezando por el empeño con el que estudia.

Comments
6 Responses to “¿Educación deficiente o alumnos deficientes?”
  1. Rocio Mendez dice:

    Ivan….Me parece muy interesante y veridica tu reflexion en este asuento creo que esa situacion inpide que los alumnos mas avanzados puedan desarrollarse mejor y mas rapidamente. Yo por suerte o circunstancia vivo en NY y aqui desde la escuela elemental (primaria) las clases se dividen en avanzadas regulares o especiales dependiendo del nivel de aprendisaje del nino eso ayuda mucho a que los mas avanzados no pierdan el tiempo en una clase con ninos que necesitan mas atencion ahi una de las diferencias entre este pais y Mexico. No se si habra algun cambio en la educacion en Mexico pero me presece muy bien que jovenes como tu y Luis expresen sus experciencias por mi parte lo unico que te puedo decir es que al final las diferencias van a ser notables. En los trabajos es la misma situacion empleados medioccres y buenos y se tienes que lidiar con lo mismo y peor aun con la critica, por que si tratas de ser mejor te acusan de barbero pero el que es bueno lo es en cualquier lado y consejo sigan achandole ganas a la escuela para que el el futuro tengan el poder de hacer cambios (por lo menos en entorno) y no solo ser observadores de lo mal hecho…

  2. Ivan Cruz Contreras dice:

    Muchas gracias por comentar, y nos da mucho gusto que te haya parecido interesante, desde luego que esperamos que vuelvas a visitar este blog, que está hecho para todos ustedes.

  3. churumbelandia@hotmail.com dice:

    ni alumnos , ni educación deficiente, creo yo que lo “defciente” rádica en la -manera- de enviar y recibir la información (profesor-alumno)pues lo que se de a conocer tanto formas y herramientas de enseñaza dependerá exclusivamente del profesor y por medio de este emisor se abre un vinculo muy importante dentro del ciculo de aprendizaje; esto es la -calidad eductva-sin embargo obter, comprender y aplicar lo enseñado depende únicamente del alumno.Considero entonces que la -calidad educativa- debe de ser vista como un medio y de igual forma como un fin, me explico: el profesor exporta la infomación al alumno es obligación del tansmisor enviarla de la mejor manera y con las herramientas necesaias para ser captada adecuadamente y es en ésta circunstancia cuando la -calidad educativa- es usada como medio ,indistintamente si el alumno la intempreto e integro corectamente el el ámbito que fuese se puede hablar de una -calidad educativa- implementada como un fin pues tanto el receptor como el emisor se compenetraron y obtuvieron un resultado, desafortunadamente en la realidad social y educativa esto no sucedé por lo que hay discrepancia y observamos alumnos “mediocres” y “avanzados” que mucho tienen que ver con el empeño con el que estudian y la toma de disiciones que enfrentan a lo largo de su carera pues pueden sentarse y esperar a que la información se les entegue “digerida” o pueden seguir de una menera adecuada este vinculo de aprendizaje estando conciente de la responsabilidad que implica.

  4. * dice:

    Ni alumnos ni educación deficiente, creo yo que lo “deficiente” radica en la -manera- de enviar y recibir información (profesor-alumno), pues lo que se dé a conocer tanto formas y herramientas de enseñanza dependerá exclusivamente del profesor y a través de éste se abre un vinculo muy importante dentro del circulo de aprendizaje: la -calidad educativa-, sin embargo, comprender y aplicar dicha información dependerá únicamente del alumno. Considero entonces que la calidad educativa debe ser vista como un medio y de igual forma como un fin, me explico : el profesor transmite información al alumno; es obligación del emisor enviarla de la mejor manera y con las herramientas necesarias para ser adoptada de una forma adecuada, dada ésta circunstancia la calidad educativa es usada como un medio, indistintamente si el alumno interpreto e integro correctamente dicha información en el ámbito que fuese podemos hablar de la calidad educativa implementada como un fin; pues tanto el emisor como el receptor se compenetraron y obtuvieron un resultado: un correcto aprendizaje, desafortunadamente en la realidad social y educativa alguno de los dos elementos falla ,además de existir discrepancia entre alumnos podemos observar dos tipos: “mediocres” y “avanzados” que mucho tienen que ver con el empeño con el que estudian y la toma de decisiones a lo largo de su carrera, pues pueden sentarse y esperar a que la información se les entregue “digerida” o pueden también estudiar con empeño tomando en cuenta que no todo lo que se les entregue llamase tema o lección lo van a absorber al 100% , por lo tanto deben de apoyarse en distintos materiales de estudio por cuenta propia.

    • Me parece cierto, aunque, también es un problema el hecho de que el alumno malinterprete la información y la tuerza, lo que también ocasiona retrasos en su educación.
      Por otra parte, me parece que faltó hablar acerca de los alumnos que no son mediocres, pero que en definitiva estudian algo para lo cuál no tienen aptitudes.
      Es deber fundamental de la institución o el estado ayudar al alumno a identificar sus aptitudes y descubrir sus gustos o inclinaciones verdaderas y natas por ciertas áreas.

  5. Rafael dice:

    Creo que esta es una opinion valida y de la cual yo mismo he sido “victima”…pero resulta una conjetura invalida, pues la informacion, o el aprendizaje no son exclusivos de un area o de una persona en especifico. No todo se aprende dentro de un salon, ni existe un solo profesor, ni se aprende todo del mismo libro. Al final lo extraordinario siempre sale a flote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: